NO AL MUNDIAL DE LA VERGÜENZA

Exigimos justicia con las víctimas del mundial de Qatar

Hummel (patrocinador deportivo de la selección) desaparece de la camiseta de Dinamarca en Qatar: «No queremos ser visibles durante un torneo que ha costado la vida a miles de personas»

En la construcción de las infraestructuras han muerto por lo menos 6.500 trabajadores inmigrantes (más de 100 por cada partido que se va a jugar), debido a las condiciones de semiesclavitud en que han vivido

VICTIMAS

Tul Bahadur Gharti, de 34 años, trabajaba en la construcción. Murió el 28 de mayo de 2020 mientras dormía tras desarrollar su actividad durante aproximadamente 10 horas con temperaturas que habían alcanzado los 39 °C

Sujan Miah, de 32 años, trabajaba como instalador de tuberías en un proyecto en el desierto. Sus compañeros de trabajo lo encontraron muerto en la cama la mañana del 24 de septiembre de 2020. Uno de los cuatro días anteriores a su muerte, la temperatura había superado los 40 °C.

Madhu Bollapally, un hombre de India de 43 años, fue hallado por su compañero de cuarto una noche a finales de 2019. Su muerte repentina fue registrada como insuficiencia cardíaca por causas naturales.

Yam Bahadur Rana, de 34 años, trabajaba como guardia de seguridad en el aeropuerto, un empleo que conllevaba pasar muchas horas sentado a la intemperie bajo el sol. Murió el 22 de febrero de 2020 mientras desarrollaba su actividad.

... hasta más de 6.500.
No son una estadística, eran seres humanos.
Con familias, con derechos.

CÓMPLICES

Se hace camino al andar: Galería de fotos y videos

Esta campaña está impulsada por Encuentro y Solidaridad, en solidaridad con los trabajadores emigrantes empobrecidos.