24/11/2022. Miedo al compromiso.

El gran partido del gas que se juega en Qatar ya lo ha ganado China (27-0).

El emirato desea contratos de largo plazo a la hora de comprometerse a exportar GNL. Pekín está más que dispuesto a aceptarlos, pero los países europeos no La selección china de fútbol no participa en el Mundial de Qatar, pero eso no ha evitado que Pekín se anotara el pasado lunes uno de los tantos más importantes del año. QatarEnergy, la gigantesca estatal petrolera y gasística, acordó con la compañía china Sinopec la exportación de 108 millones de toneladas de gas natural licuado (GNL) a lo largo de 27 años. Se trata del contrato más largo de la historia de la industria y uno de los más voluminosos. También supone, en el contexto geopolítico actual, una alerta roja para unos países europeos que todavía no han logrado nuevos pactos energéticos con el emirato, pese a la crisis desatada por la invasión rusa de Ucrania. Sigue leyendo la noticia en El Confidencial