Ante la inauguración del mundial de la vergüenza:

Jornada de acción en Madrid

El sábado 19 tuvo lugar en Madrid una jornada contra el Campeonato del mundo de fútbol, Qatar 2022. Organizado por Encuentro y Solidaridad, dentro de la campaña “No al mundial de la vergüenza”.

Debido a las condiciones en que se adjudicó (sospechas de sobornos, un país que no reunía ninguna condición para ser designado, etc.), las condiciones en que se han construido las infraestructuras necesarias, hechas a base de trabajo esclavo (en Qatar, hasta 2020 estaba vigente el sistema “Kafala” de “patrocinio”, que no es mas que una forma actual de esclavitud) y las condiciones sociales que imperan hoy de absoluta falta de derechos humanos, tanto laborales como de discriminación de la mujer y de orientación sexual, este mundial no se debería celebrar de ninguna manera.

La jornada se desarrolló en diversas actividades en distintos puntos de Madrid (el Prado, Pza España, Ópera y en la plaza de la Provincia) durante la mañana, siguiendo por la tarde en un acto común en Ópera en el que se hicieron diversas performances, se leyó el manifiesto de la campaña, a cargo de Elena García, en el que se pone de relieve que la paz es fruto de la justicia y de la defensa de los derechos humanos. Por amor al deporte y al fútbol se exigió que los organismos internacionales tomaran cartas en el asunto.

Siguió con una la lectura de una poesía visual a cargo de Moisés Mato y con una intervención de Francisco Gómez del Castillo, responsable de la campaña, en la que indicó la hipocresía de Infantino, presidente de la FIFA, que declaró ese mismo día que “Hoy me siento catarí, árabe, africano, gay, discapacitado y trabajador migrante” intentando lavar la imagen del país y del régimen que le ha pagado millones de dólares. Finalizó su intervención pidiendo el boicot al mundial de fútbol, boicot a sus patrocinadores, empresas como McDonalds, Adidas y Coca Cola, que las tenemos muy cerca de nosotros y vergüenza para los “embajadores” que cobran muchos millones por poner su cara y por callar la realidad, exfutbolistas que todos conocemos, como Xavi, Etoo, Guadiola, Beckam…. Tenemos más de 6.500 razones para declarar el boicot a todos ellos.

El acto finalizó con una sonora pitada por parte de los asistentes, mostrando tarjetas rojas como símbolo de “expulsión” a este mundial de la vergüenza.