Protesta ante el emir de Qatar

Con motivo de la visita del emir de Qatar, dentro de la campaña «No al mundial de la vergüenza», las asociaciones Encuentro y Solidaridad y el BLLF Global de Pakistán realizaron, el miércoles 18 de mayo, una acción de denuncia en defensa de los derechos humanos para pedir justicia por los 6.500 trabajadores, muertos durante la preparación del mundial de fútbol frente a la embajada de Qatar y en la plaza de Colón de Madrid
Denunciamos que inmigrantes provenientes de India, Pakistán, Bangladesh, Filipinas, Kenia y Nepal han trabajado en condiciones de esclavitud.
En este pequeño país sigue rigiendo, en la práctica, el sistema de «kafala» (patrocinio), en el que el empresario es «dueño» del empleado.

Pero España no dice nada sobre derechos humanos al emir de Qatar, el jeque Tamim Bin Hamad Al Zani, que es el máximo responsable de esta situación y que en Madrid ha recibido infinidad de homenajes por parte de todas las instituciones del Estado y de los empresarios.

Y es que viene acompañado de multimillonarias inversiones y la posibilidad de asegurar el suministro de gas a nuestro país y a la Unión Europea. Es una beneficiosa forma de aprovechar la guerra de Ucrania y nuestra enemistad con Argelia.

Ya que las instituciones callan y rinden tributo, Encuentro y Solidaridad, apoyada por el BLLF Global de Pakistán denuncian la verdad sobre la que se asienta un mundial de fútbol pagado con sangre de trabajadores empobrecidos y la corrupción de los gestores enriquecidos.

Pedimos que la FIFA, la Unión Europea y EEUU presionen al Gobierno de Qatar para que reconozcan estos crímenes y se haga justicia reparadora a las víctimas. También exigimos que se investiguen las verdaderas causas de estos fallecimientos.

Pedimos que el Tribunal Internacional de La Haya investigue estas muertes como crímenes de Lesa Humanidad y nos diga la cifra exacta de los muertos y los mutilados y se cumplan realmente los acuerdos de la OIT en Qatar.

Así mismo, reclaman que la FIFA garantice que los balones del mundial de Qatar hechos en Pakistán no han sido fabricados en condiciones de esclavitud o con mano de obra esclava infantil.

Cualquier persona puede colaborar firmando en https://www.change.org/noalmundialdelaverguenza